+ 25 fotos.

DIVING SUMMER

Muchas personas buscan la emoción de saltar desde rocas, espigones y acantilados.

Las playas y zonas costeras son lugares elegidos por las personas para disfrutar sobre todo del verano, sus vacaciones, su tiempo libre, destino de sus viajes o espacio de aficiones. En sus arenas, sus orillas y sus aguas, podemos ver personas bronceándose al sol, descansando, leyendo libros, nadando, refrescándose, jugando o practicando deportes.

Las rocas, los acantilados o los espigones para playas cuidadas en favor del turismo, también forma parte de los paisajes, y hay muchas personas que les gusta subirse a sus paredes para practicar el salto desde sus alturas. Hay multitud de rincones, desde una mera roca que emerge un metro del nivel del mar hasta lo más alto de un acantilado, donde se puede contemplar esta diversión.

Las personas que se lanzan destacan la emoción, la fuerza de la adrenalina incluso antes del vuelo, y el estallido de júbilo con el buen salto. Una gran mayoría es público joven y adolescente, con mayor porcentaje de chicos aunque también hay muchas chicas que se lanzan a la aventura de saltar, y el grupo restante lo forman adultos de edades comprendidas entre los treinta y cincuenta años. Hay saltadores y saltadoras esporádicos, hay personas que se atreven por primera vez y muestran como es lógico las dudas novicias al asomarse por comprobar la altura, y hay practicantes que saltan cada día, que para ellos es un punto de encuentro con los amigos, para hablar, reír, y por supuesto, saltar.

Se descubre al observarlos muchos saltos de sorprendentes belleza. Bien es cierto que algunos saltos son simples, tan fácil como atreverse a dar el paso al vacío y caer al agua. Es el salto más seguro para todos aquellos y aquellas sin destreza gimnástica o grandes habilidades físicas, pero también podemos ver logrados giros en el aire, mortales al vuelo, posados coreográficos en la cumbre del salto, lanzarse en dúo, y quienes con loable dominio saltan de espalda.

En el deporte profesional, esto es diving en su término en inglés, y podemos encontrar diversas competiciones, entre éstas saltos de trampolín de uno, tres y diez metros en piscina, saltos de trampolín de 27 metros en el mar, y el circuito de saltos desde acantilado.

A nivel popular, los aficionados buscan cada verano, con el sol, las altas temperaturas, con el agua templada o cálida y tranquila, sus rincones donde practicarlo. No es fácil, porque muchas Administraciones y Ayuntamientos de poblaciones costeras prohiben saltar especialmente desde espigones, debido al riesgo de graves lesiones, incluso irreversibles o accidentes mortales, que se pueden producir al golpearse contra una roca. Los espigones son estructuras creadas por el ser humano con la finalidad de evitar el intenso oleaje que arrasa el concepto de las playas turísticas, y suelen estar rodeados de rocas bajo el agua que ayudan a eliminar las corrientes marinas que se podrían generar, entre otros usos. Muchas de estas rocas no son visibles desde la superficie, o aún verlas es difícil precisar a simple vista, desde el espigón, la profundidad en ese tramo del mar.

Los aficionados y aficionadas que les gusta el diving, salvo alguna excepción, conocen este riesgo y sus prohibiciones. Saben del riesgo de las lesiones y las sanciones, pero nada detiene su pasión por saltar. Buscan los espacios con mayor profundidad donde tener una entrada segura en el agua, y saltan. Son personas conscientes del peligro. Tienen sentido común, y hablan del tema sin ningún reparo, y con total libertad deciden saltar, porque sienten con mucha fuerza esa adrenalina de volar, de sentir vivir la vida como dicen ellos, de decidir por sí mismos, de superarse, de mejorar, y de divertirse con los amigos y amigas.

En realidad, no hay ningún debate. Es su cuerpo, su salto, la altura y el mar. Eso sí, ellos y ellas solos y solas. Nunca se debe empujar a nadie para saltar. Aquel que decida saltar, es su decisión, propia y única de uno mismo.

Es innegable que la sociedad esta demasiada acostumbrada a juzgar todo lo que ve, a escribir normas de todo tipo para cualquier situación, y casi resulta extraño en las fechas actuales se pueda estar presente sin tomar partido ni preferencia, pero nosotros somos fotoperiodistas, documentamos con imágenes la vida real de las personas. No interferimos, no opinimos, no somos jueces y tampoco cocineros.

Miles de personas en todo el mundo disfrutan cada día de la intensa emoción al saltar desde cualquier altura al agua, y son libres de ejercitar su diversión. Son felices, y se debe de respetar sus ideas. Es interesante hablar con ellos, escucharles, conocer su opinión, y deleitarnos con sus saltos.

Nosotros os presentamos un reportaje fotoperiodístico para ilustrar su espectáculo, con personas de toda raza, edad y sexo, sin distinción. Ha sido muy difícil elegir las fotografías, porque hemos hecho más de mil fotografías en apenas dos tardes, la gran mayoría muy bonitas, pero nuestros reportajes documentales están limitados a una cantidad determinada de fotos en cada uno, y hemos tenido que descartar muchas grandes fotos. De todos modos, hemos buscado las suficientes fotografías para mostrar esta indomable pasión de la vida real.

JUMPING

Un clásico de la fotografía divertida es fotografiarse saltando

 

DIVING SUMMER

Saltos en la costa desde rocas, espigones y acantilados

 

LOVE

Personas que se muestran su afecto y cariño con besos

 

SPORTS ON THE BEACH

Un ocio de playas soleadas y turísticas es practicar deporte popular

 

EL PEQUEÑO COMERCIO

Los pequeños y emprendedores comercios dan vida a sus barrios

 

WHAT WE DON'T WANT TO SEE

Reflexionamos sobre la actitud de no mirar lo que no queremos ver

 

HAIRSTYLES

Peinados reales que las personas eligen para su imagen de la vida diaria

 

LIVE MUSIC

La afición y el tiempo libre dedicado a tocar un instrumento musical

 

SLACKLINE

Deporte popular de equilibrio en parques y playas de muchas ciudades

 

READING

Los libros clásicos siguen siendo compañía de muchas personas

 

PHOTO PEOPLE

Imágenes que nos enseñan la realidad de una sociedad

 

PHOTOGRAPHERS

La saturación de imágenes sin sentido devalúa este oficio y arte

 

A PLACE TO SLEEP

Personas durmiendo en la calle se pueden ver por muchas razones

 

COLLSEROLA PARK

Ambiente natural convertido en un lugar habitual para prácticar deporte

+