MONSTER JAM 2016

Barcelona fue una de las ciudades que disfrutó del espectáculo de los Monster Jam.

Fernando Armengol. - Barcelona, 05 de junio de 2016

Barcelona disfrutó el sábado 05 de junio de un extraordinario espectáculo de Monster Jam en el Estadi Olímpic de Montjuich que fascinó al público presente. Estas grandes camionetas, de un peso mínimo de cinco tonelada y con una potencia de 1500 caballos de fuerza que ofrecen un poderoso rugir de sus motores, demostraron delante de decenas de miles de espectadores fascinados que son capaces de dar saltos que alcanzan más de 8 metros de altura y de 20 metros de longitud.

Su rugido es atronador, e impacta a todos los espectadores que nunca han escuchado en persona sus motores. Resonaba con tal fuerza que no dejaba ninguna duda de su poderío, y que sin mediar palabra ni necesitar presentación avisan de que van a ofrecer un show fascinante.

A las 20.00h. todos los motores se pusieron en marcha, preparados para la diversión, y ciertamente, sobre la pista de carreras en las primeras eliminatorias atrapó toda la atención de los espectadores y espectadoras, porque es un espectáculo para disfrutar en familia, mayores y pequeños. Porque Monster Jam atrae a un público familiar que descubren por primera vez la potencia de estas camionetas, y al mismo tiempo consigue atraer al público entendido en el mundo del motor que quiere disfrutar del espectáculo. La demostración se podía ver ojeando la grada, en la que se podía encontrar familias con sus hijos junto a profesionales del motor y el motociclismo, aprochando que ese mismo fin de semana se disputaba el Gran Premio de Motociclismo del Circuito de Barcelona-Catalunya, a escasos treinta kilómetros de distancia.

Hay tres partes del espectáculo en este junio de 2016 en Barcelona que debemos resaltar. El primero de éstos fueron las increíbles figuras que hacían en el cielo del Estadi Olímpic de Montjuich los pilotos de motos freestyle, con unas acrobacias que dejó al público impresionado, impulsándose desde rampas colocadas estratégicamente en la pista para alcanzar más de veinte metros de altura.

Uno tras otro, se alzaban por encima de las cabezas, con el mismo privilegio de las aves con las alas. Si hubieran mirado por encima del hombro, casi podríamos decir que los pilotos habrían visto Collserola al horizonte.

Otra parte interesante a destacar de este evento se produjo cinco horas antes, cuando se celebró la Pit Party, una fiesta previa al espectáculo en la que el público puede pisar a la pista de carreras, conocer a los conductores que dentro de pequeñas carpas descubiertas junto su Monster Jam firman miles de autógrafos, y pueden fotografiarse con ellos.

Es una idea extraordinaria ofrecer esa cercanía de los profesionales con sus fans, con la paciencia de los protagonistas y la maravillosa demostración del público que aguardaba pacientemente en las colas, algunas de decenas y decenas de metros, su turno para fotografiarse con sus ídolos o conseguir su firma en alguno de sus productos, gorras, camisetas y pósters sobre todo.

El concepto profesional deportivo norteamericano es ejemplar, y tiene muy claro que los protagonistas, deportistas y cualquier otro en su modalidad, han de saber compensar al público que les admira, que les facina sus habilidades, su calidad, su competividad, sus ansias de ganar, y su deportividad.

En muchos casos son incluso ejemplos que intentan aprender sus fans aplicándolo a sus vidas, y nosotros damos un sobresaliente a esta mayúscula demostración de respeto.

Cabe insistir en el comportamiento excelente del público.

Aguardaban tranquilos y sin desesperarse en las largas colas que se formaban frente las carpas donde los pilotos firmaban los autógrafos y se fotografiaban con todas las personas, que avanzaban al ritmo suficiente de dar tiempo a obtener su firma y su fotografía a todo el público congregado en la Pit Party. Hablamos de miles de personas, con ganas de respirar el aroma de esa competición.

Dentro de esa Pit Party, nosotros os hemos querido aproximar los pilotos al público español, tanto a quienes entienden de este deporte como aquellas personas que les gustaría conocerlo.

Entre todos los pilotos hay dos mujeres, comentario que destacamos porque todavía en muchos países avanzados del mundo, sin querer decir ninguno, creen que dentro de esos vehículos son hombres aguerridos de mucho pelo y brazos fuertes.

Estos conceptos son herencias de una incultura abominable que debería de erradicarse, y es un buen momento para enseñar de que el mundo del motor abre, aunque bien es cierto que es poco a poco todavía, las puertas profesionales a ambos sexos.

Posan con sus camisetas oficiales, y atienden pacientes, porque asumen de forma muy inteligente que un gigantesco espectáculo atrae tanto miles de públicos como periodistas.

Es un concepto propio de la cultura, de ser responsables, de tener personalidad, de entender que todo esto son factores que justifican sus sueldos económicos, y transmiten una profesionalidad exquisita. En España hay mucho deportista español, políticos, actores y famosos incluidos, que deberían de tomar nota, aprender y callar.

Nosotros sólo cubrimos los eventos donde está garantizada la justa y necesaria libertad informativa, con rigor, que podamos contrastar y comprobar que en efecto sea correcta la información, y cubrimos Monster Jam porque tiene nuestro sello de garantía, extendible también al público, porque sin ellos no hay espectáculo.

Terminaremos el artículo con un inaudito detalle, que plasmamos en una pregunta a todos y todas vosotros/as que estáis leyendo estas letras, con la finalidad de demostrar con hechos la espléndida actitud de sus protagonistas. La pregunta es muy simple: ¿cuántas veces habéis visto un Campeón saltar la valla, subir quince filas de las gradas, y entregar su Copa a un joven aficionado entusiasta de la grada?.

Hablamos de una preciosa Copa de Campeón. No hablamos de una medalla conmemorativa. Hablamos de una Copa de casi medio metro de altura. Bonita. Muy bonita.

Nosotros lo hemos visto una vez, y os lo demostramos en la foto que podéis ver a la derecha de este texto, con el niño todavía incrédulo por un regalo que no tiene precio. El piloto le entregó la Copa, se fue a vestuarios, y el niño se quedó con la Copa.

+

Marc Márquez, Campeón del Mundo de MotoGP, y Laia Sanz, Campeona del Mundo de Enduro 2016.

Motoh! Barcelona demostró la afición por las dos ruedas con mayor número de marcas, asistencia de público y espacio.

Celebró una nueva edición con homenajes a pilotos ilustres pasados y exposiciones de motos de época.

En el año 2015 fue la última celebración de la pasión de las míticas Harley-Davidson en su evento de Barcelona.

 
Barcelona y Madrid disfrutaron del poderoso espectáculo de los Monster Jam.

Auto Retro en Barcelona es un evento imprescindible para todos los aficionados al vehículo clásico y de colección.

El rally exhibición "Barcelona Montjuïc Revival" fue un proyecto de entidades del motor que no funcionó.

En su edición de 2015 volver a ser el principal escenario de una nueva cumbre de la gran industria automovilística.

Es un evento en el que participaron conductores y conductoras con discapacidad física, y vehículos ecológicos.

MOTO RETRO 2017

MOTO RETRO 2016

AUTO RETRO 2015

AUTO RETRO 2014

AUTO RETRO 2013

 

HARLEY DAYS BARCELONA 2015

HARLEY DAYS BARCELONA 2014