DIA DEL ORGULLO LGTB

Manifestación en Barcelona reivindicando los derechos e igualdad del colectivo LGTBI.

Sofía Berenguer. - Barcelona, 03 de julio de 2016

Como cada año, las tardes del sábado posterior al 28 de junio se celebra una manifestación en el centro de Barcelona con motivo de la celebración del día del Orgullo LGTB para reivindicar la pluralidad, los derechos y la igualdad de este colectivo.

Estas manifestaciones, desde hace ya bastantes ediciones, arrancan de la Plaza Universitat, transcurre por la calle Pelayo, baja por un lateral de Las Ramblas en un ambiente divertido desfilando entre curiosos, turistas y personas, que graban con sus móviles, centenares y miles tanto a pie de calle como desde balcones o incluso el propio edificio del Liceo, hasta girar por la calle Ferran y terminar en la Plaza Sant Jaume, donde se lee el manifiesto frente la fachada del Ayuntamiento de Barcelona.

Participan nombres importantes relevantes en los derechos reivindicativos del colectivo de muchos ámbitos sociales, asociaciones que luchan de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y otras orientaciones sexuales, asociaciones de padres y madres, o de inmigrantes, dichos éstos como algunos ejemplos presentes.

Entre sus pancartas y sus lemas, se suma el público, miles de personas que con su acto de presencia quieren mostrar su apoyo a sus reivindicaciones. Hay público asiduo, concienciado, veterano de la lucha, que vemos en cada convocatoria, de todas las edades, tanto con historias de batallas pasadas como nuevas generaciones que tomarán su relevo, pero también hay una parte de público que simplemente está allí, en el centro de Barcelona, de compras, de visita y de ocio, y que al ver la manifestación no dudan en sumarse y participar.

Punto y aparte merecen los comentarios, muy distintos, de los políticos, y desde que fue nombrada Alcaldesa destaca sin dudarlo Ada Colau de manera negativa. Nosotros, periodistas de combate a pie de calle, la hemos visto desde que es Alcaldesa de la ciudad de Barcelona en muchos actos del colectivo. Lamentablemente, siempre buscando como buena política salir en las fotos.

Tensión de Ada Colau cuando personas le expresan opinión de que no debería estar en la manifestación

Estuvo Ada Colau el año anterior, y ya en aquella ocasión se notó con mal disimulo su intención de posar en todas las fotos y vídeos que forman parte de la imagen y suma de votos, pero su presencia fue la justificación de un posado ante las cámaras y fotógrafos por mera imagen. No permitió preguntas y no quiso hablar a cámaras que simplemente buscan conocer y escuchar, de su propia voz, su compromiso con estas reivindicaciones. Nosotros hacemos periodismo independiente, con rigor, que no aceptamos manipulaciones, con un criterio periodístico firme, y la sra. Ada Colau no se muestra dispuesta a escuchar este tipo de trato informativo. Nuestra valoración de su respeto por la libertad periodística imparcial es negativa, y no es la primera vez que recibe esta valoración.

No es la primera vez que ocurre. En su primera aparición de otra manifestación del colectivo, en este caso de la Pride Barcelona, aprovechó subir al escenario y criticar que ningún Alcalde anterior había estado presente en estas reivindicaciones. Calcó los mismos gestos en el 2016, y este año 2017 continúa con su estrategia.

Sin embargo, este año se han aproximado manifestantes, integrantes de asociaciones, y tal como podéis ver en la foto superior le expresaron la disconformidad con su presencia. Le llegaron a pedir que abandonara la manifestación, que ella no representa ninguna lucha del colectivo, que sólo viene para tomar el protagonismo de los medios de comunicación, y le transmitieron su opinión, de manera correcta, pacífica y educada, que debería marcharse.

Una Ada Colau perpleja reaccionó con desmesurada tensión. No le gustó nada el comentario. En nuestra opinión, a primera línea y la distancia justa de entrar la escena en el enfoque de cámara, se molestó bastante, aunque supo darse cuenta y llevarlo con la dignidad política que es responsabilidad de su cargo.

Tras la protesta, vino Patrick, como siempre todo espectáculo, todo humor, un auténtico rey del show, de monólogos sobre el escenario que provoca miles de risas frente los espectadores y espectadoras que se agolpan a pie y a fondo, y obsequió a la Alcaldesa con una lluvia de pétalos, como podéis ver en la foto inferior. Esto gesto sí hizo sonreír a Ada Colau, pero no debió calmar su enojo interior, porque se escondió entre la multitud, y desapareció de la manifestación pocos minutos después. Decidió, en nuestro opinión, correctamente, perder un protagonismo que no se merece. Tiene 364 días restantes al año para demostrar su compromiso y su implicación, tanto con el colectivo como frente los medios de comunicación.

Llegó la manifestación a la Plaza Sant Jaume una hora más tarde, y sobre el pequeño escenario se leyó el manifiesto reivindicativo, este año muy largo y demostrando que todavía hay mucho trabajo por delante. En política, pero también no olvidemos a nivel de la sociedad, hay muchas palabras bonitas, mucha corrección, mucho apoyo, algunos gestos simbólicos, pero muy poco hecho real.

No debemos de olvidar que en el manifisto de 2016 se hizo dos minutos de silencio, el primero por las víctimas del ataque de Orlando, en cuya ciudad un hombre de 29 años mató en una discoteca popular entre la comunidad gay a 50 personas, y por Juan Andrés Benítez, empresario del sector que falleció el 5 de octubre de 2013 en el Raval tras ser reducido por varios agentes de los Mossos d’Esquadra con una actuación muy polémica en la cual, en mayo de 2016, se condenó a seis Mossos d’Esquadra a dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y contra la integridad moral. Los acusados aceptaron su culpabilidad en un pacto de conformidad que avalaron todas las partes, es decir, la fiscalía, la familia de la víctima y la asociación Catalana de Derechos Humanos. La condena de dos años de prisión implicaba que no debían ingresar en ningún centro penitenciario, pero sí quedaban suspendidos de empleo y sueldo durante el mismo tiempo y se les imponía una medida de cinco años de libertad vigilada, sin poder ejercer de patrulleros aunque sí podían seguir trabajando como Mossos.

La gente se olvida de las cosas, y los políticos y poderes están encantados con la falta de memoria de la sociedad. Un pueblo inculto, o desmotivado, despreocupado, desorganizado, es el sueño de todo político, pero estas manifestaciones tienen este objetivo, no olvidar y continuar avanzando. Hay mucho trabajo por hacer. Muchísimo. Se sigue avanzando. Sí, es cierto. De todos modos, no olvidemos que estamos en la segunda década del siglo XXI, y esto no es la Prehistoria, ni la Edad Media, aunque lo parece. Las libertades, todas, las de vosotros y vosotras mismos que estáis leyendo este artículo, sea cual sea vuestra libertad, continúan en peligro. No es suficiente este ritmo, porque el retraso y la deuda heredada es de siglos. El avance ha de ser más rápido, y la aceleración comienza ya, en cada uno y una de nosotros y nosotras mismos.+

Foto del Día del Orgullo LGTB 2012 - © World Press 10.com

+

PRIDE BARCELONA

La Pride Parade volvió a congregar a miles de personas en su famosos ambiente festivo y reivindicativo.

DIA ORGULLO LGTB

Manifestación del Día Internacional del Orgullo LGTB reclamando las libertades y derechos del colectivo.