PRIDE BARCELONA 2016

En esta edición se reivindivica la normalización y aceptación de la transexualidad.

Sofía Berenguer. - Barcelona, 10 de julio de 2016

Como cada año, la Pride Parade de Barcelona se ha vuelto a convertir en un éxito de convocatoria en el que miles de personas, de cualquier sexo, ideología, condición o preferencia sexual, participan en la gran fiesta de color, diversión, baile, música y celebración. Es sin ninguna duda el evento más importante de todas las actividades que se celebran en la comunidad LGTB estos días, algunas de carácter privado en determinados locales de la ciudad.

Este año, con el cambio de fechas avanzados desde la edición anterior, la Pride Parade se celebró el 09 de julio con un recorrido que partió desde la Plaza España a las cinco de la tarde, continuaba por la Av. Paralelo y terminaba en el Moll de la Fusta. El recorrido, con dos kilómetros más de longitud, era en la dirección contraria a sus últimas ediciones. Para nosotros, como fotoperiodistas y los compañeros cámaras, conllevaba una dificultad añadida para afrontar cubrir con fotos y cámaras la manifestación en toma frontal, ya que los equipos recibían el sol directo de frente, con lo que se buscaba posiciones para las fotografías y vídeos desde tomas en ángulos que evitaran las molestias de la contraluz. Además, se debe de sumar que el cambio de fechas es demasiado avanzado el mes de julio, que en este país suele ser fechas de mucha calor, y como era de preveer la desfilada estuvo marcada por el sofocante calor con temperaturas de 31º grados en esa zona de la ciudad. A la altura del Teatro Apolo, en el Paralelo, encontramos algunas personas que presentaban síntomas de encontrarse mal por la excesiva exposición al sol y la intensa calor.

Apartando estos detalles, la Pride Parade de Barcelona fue como cada año todo un éxito de convocatoria y público, donde los participantes se engalanan con sus mejores galas o sus mejores tangas en muchos casos, torsos vestidos con camisetas, arneses, ropa holgada o para los más atrevidos y atrevidas con duro cuero o su sensual sujetador, torsos maquillados o torsos desnudos sin complicarse su vestuario, músculos y abdominales de los chicos de ensueño esculpidos como si fueran una obra de arte en la escultura de la Edad Media, colores del arcoiris en los párpados, en las mejillas y por supuesto la bandera multicolor de su colectivo al vuelo con orgullo, que todo ello se resume al fin y al cabo con un adjetivo, éste es libertad.

Precisamente libertad es la fiesta que marca estas desfiladas, por miles de personas que forman la sociedad imprescindible de cada día en cualquier lugar del mundo, e insistimos en que participan de todo sexo y cualquier condición sexual, heterosexual, gay, lesbiana, bisexual, transexual y otras condiciones, que surgen al mismo tiempo que la sociedad avanza.

Su parte reivindicativa es el manifiesto, en el que este año se reivindicaba la normal aceptación del colectivo transexual en la sociedad, y que la lectura quedó a cargo de Marta Reina, la primera transexual mossa d'esquadra, que es el cuerpo policial autonómico de Cataluña, y por el activista transexual Damián Díaz.

Allí, sobre el escenario y tal como comienza a ser habitual, cargos políticos se dejan ver para salir en aquellas fotos y artículos que esperan convertir en votos. En Barcelona estuvo la Alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, que cabe reconocer recibe muchos halagos y cariño desde la comunidad LGTB por los preciosos discursos cargados de emoción dando su apoyo, pero siguen siendo sólo discursos estratégicos con las maravillosas palabras exactas en el lugar y el momento exacto que la comunidad quiere escuchar. La nueva política catalana y española es muy buena estratega en sus discursos, siempre vigilando el momento a darlos y a quién darlos, pero como siempre, como el año pasado y como la semana anterior en la manifestación LGTB de la Plaza Universitat, su presencia muestra cada vez con mayor rotundidad un posado ante las cámaras y fotógrafos por mera imagen. Sigue sin permitir preguntas en estos eventos, sin querer hablar a cámaras de medios libres e independientes que informar sin manipulación y sin censura, y que por supuesto algún día corregirá para hablar a seleccionados medios de comunicación aliados a su ideología y servicio o tal vez faltos de competividad, quizá con alguna declaración o entrevista coordinada y pactada, donde le concedan pregonar esos encantadores monólogos que tan bien domina.

En realidad, hay asociaciones, grupos de la comunidad, activistas , asambleas y algún otro nombre que disculpar si olvidamos, que ellos sí merecen el justo reconocimiento, por sus hechos y su lucha, y no por sus palabras. Nunca hablamos de ellos, y es cierto que es injusto. Muchas vez están olvidados por los medios de comunicación. No arrastran masas, pero su lucha es realmente muy importante. Nunca buscan el aplauso de la gente. Nunca buscan salir en las fotos. No son como los políticos de foto, sonrisa y censura. Tampoco buscan prestigio. Muchos incluso no estuvieron en el escenario. Les sirve el abrazo de sus amigos, y les reconforta luchar por lo que creen, pero ellos sí merecen la justa recompensa de su reconocimiento.

+

PRIDE BARCELONA

La Pride Parade volvió a congregar a miles de personas en su famosos ambiente festivo y reivindicativo.

DIA ORGULLO LGTB

Manifestación del Día Internacional del Orgullo LGTB reclamando las libertades y derechos del colectivo.